Control de patógenos (Desinfección) - Hepatitis

 Las plagas urbanas pueden transformarse en la causa o en el elemento diseminante de focos infecciosos, por lo que los servicios de desinfección constituyen un complemento fundamental de todo programa de saneamiento.

Salud Ambiental, Control de Plagas cuenta con equipos de Ultra Bajo Volumen (ULV) que permiten la aspersión de productos bactericidas y virostáticos, que llegan a las áreas más protegidas, logrando el efecto antimicrobiano buscado ya que por su amplio espectro actúa contra gérmenes gram positivos y gram negativos, combatiendo así a las especies de géneros Salómenlas, Staphilococcus, Estreptococos, Gonococos, Vibrio cholerae, además de hongos, levaduras y muchos otros microorganismos como virus del herpes, influenza, papera y hepatitis contagiosa.

Esta forma de aplicación de desinfectantes de amplio espectro, poseen ventajas tales como:

  • Poseen un prolongado efecto residual y son fácilmente solubles en agua.
  • No son tóxicos para el hombre, animales ni medio ambiente.
  • No atacan a los materiales
  • No manchan
  • No poseen olor y
  • Tienen efecto desodorante al destruir las bacterias causantes del mal olor.
  • Tienen baja tensión superficial, lo que unido a su propiedad detergente, hace que tenga excelente poder de penetración, por lo que se transforman en herramientas fundamentales en los Programas de Manejo Integrado de Plagas.    


Hepatitis

La hepatitis es una afección o enfermedad inflamatoria que afecta al hígado. Su causa puede ser infecciosa (viral, bacteriana, etc.), inmunológica (por auto-anticuerpos) o tóxica (por ejemplo por alcohol, venenos o fármacos). También es considerada, dependiendo de su etiología, una enfermedad de transmisión sexual.

Hay virus específicos para la hepatitis, es decir, aquellos que sólo provocan hepatitis. Existen muchos: virus A, virus B, C, D, E, F, G. Los más importantes son los virus A, B, C y, en menor medida, el D y el E, siendo los últimos, F y G los últimos descritos y los menos estudiados.

Otros virus no específicos son: Virus de Epstein-Barr (EBV): causante de la mononucleosis infecciosa y de amigdalitis. Citomegalovirus (CMV): tiene tropismo hepático aunque puede dar encefalitis.

Hepatitis A: es una enfermedad del hígado causada por el virus de la hepatitis A (VHA). Se transmite por el contacto con deposiciones de otro enfermo, por falta de higiene en el hogar o bien el consumo de alimentos contaminados y deficientemente lavados (como verduras regadas con aguas no tratadas o en contacto con vectores, como moscas o cucarachas). Puede afectar a cualquier individuo y tener carácter epidémico en aquellos lugares que no cuenten con tratamiento adecuado de sus aguas servidas.
Hepatitis E: es un virus (VHE) que se transmite en forma muy similar al virus de hepatitis A. Se disemina a través de agua contaminada.

Formulario de consultas online


© Copyright 1980 - 2018 Salud Ambiental S.A.. Sitio web desarrollado con tecnología de EasySitios© 5.07 por Nubix.com.ar